Categorías
Sin categoría

Una breve critica al proteccionismo, usando de referencia el argumento de H. Hazlitt

Los impuestos frenan la producción: Una breve critica al proteccionismo, usando de referencia el argumento de H. Hazlitt

RHazlitt demuestra una vez más como los aranceles no estimulan la economía ni crean empleo. En primer lugar, podemos encontrar cómo se utiliza este argumento para justificar impuestos mal llamados proteccionistas, a menos que lo que se quiera proteger no sean los intereses de la población sino los de los mandatarios, ya que se suelen utilizarlos para beneficiar a empresarios “amigos” para que de esta manera no tengan que competir con otras empresas, estos aranceles se aplican a los productos y servicios que se producen en el extranjero y satisfacen las necesidades de los consumidores a un mejor precio, es decir que cumplen como mínimo la misma función que el producido en el país que impone los aranceles pero a un precio más económico.

El argumento más extendido en defensa de esta medida es la creación de empleo al “proteger” la industria nacional y en consecuencia aumentaría la riqueza y el consumo de la población. Esto no podría ser más falaz, por más que pueda sonar coherente, al desmembrar los argumentos no daremos cuenta porque es falso.

Hay que entender que el mayor problema está en solamente ver como esto afecta a un reducido grupo de personas en un periodo corto de tiempo, los que le prestarán un servicio a la empresa ineficiente, porque al ver cómo esta medida afecta al resto de la sociedad veremos como cambia el panorama.

El “aumento” del consumo y el empleo, como mencioné, realmente no existe si observamos a toda la sociedad, encareciendo un bien de manera ficticia provoca una caída en los salarios reales, entonces esto quiere decir que van a consumir menos de lo que podrían si no se le aplicarán los aranceles, ya que tienen que gastar más por lo mismo, esto provoca que los consumidores no tengan un excedente y en consecuencia no puedan invertirlo en emprender, o gastarlo en otra empresa eficiente la que así podría invertir y contratar más personal convirtiéndose cada vez más eficiente y de esta manera aumentar los salarios reales de la población. 

Como pudimos ver, el problema es ver nada más como los aranceles afectan a los empleados de la empresa improductiva y ver qué tan beneficiados se vieron por esa medida, pero al abrir la mirada y ver cómo esto afecta de manera negativa a toda la sociedad, incluso al grupo que se creía beneficiado ya que también verán una caída de sus salarios reales. 

Es importante entender que a las empresas eficientes las cuales son las que pueden generar empleo real de manera sostenida en el tiempo son perjudicadas por estas medidas y en consecuencia también serán las personas que no serán empleadas, (por eso es falso que aumentaría el desempleo si no “protegemos” la industria nacional) y las que consuman sus productos ya que los podrían conseguir a un mejor precio. En resumen, poner aranceles a productos producidos en otros países, no genera empleo sino todo lo contrario, no aumenta la producción sino todo lo contrario, no aumenta el consumo sino todo lo contrario, los impuestos mal llamados proteccionistas NO SON BUENOS PARA LA POBLACIÓN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s